¿Es apropiada la despenalización del Cannabis? (Parte III).

Si bien no es el tema de estos artículos el emitir un juicio sobre el consumo de drogas, no podemos minimizar el hecho objetivo de la existencia de innumerables estudios académicos y científicos, a lo largo y a lo ancho del planeta, que demuestran que el consumo de drogas (ilícitas) es perjudicial para la salud[1] -el grado de daño dependerá del tipo de droga, de la cantidad que se ingiera, del organismo individual, etc. Los perjuicios que producen –propios y a terceros- son muchas veces irreversibles y de carácter físico, psíquico, psicológico, emocional y social. Es más, los circuitos del narcotráfico (ilegal) contienen la muerte como moneda de cambio (si yo compro y fumo un porro, y soy consciente, tengo que tener en cuenta que con mi acto estoy avalando cualquier hecho que hubiera ocurrido a lo largo de la cadena de ilícitos). Lo que sí  pretendo exponer es, por un lado, los elementos y argumentos que confluyen a la decisión de los diversos paradigmas que las sociedades utilizamos para afrontar el problema de las drogas, y por otro lado,  tanto brindar un camino de información para coadyuvar a la formación de un criterio, como aportar elementos y argumentaciones para las discusiones intrafamiliares con jóvenes y adolescentes.
Bien. Debo confesar que me he quedado más que sorprendido con la revista de la “cultura cannábica” que me hiciera llegar un joven, a raíz de los artículos que vengo publicando. Además de hacerme sentir que vivo en un Tupperware, me pareció de una inusitada calidad de impresión, y con contenidos variados tales como los tipos de semilla que se van desarrollando, los cuidados, la historia (y los motivos) de la penalización de las drogas, un espacio dedicado a los  problemas de salud que produce, etc. Me llamó particularmente la atención la doble página central que contiene una gran cantidad de fotografías de lectores orgullosos junto a sus plantas, que hacen llegar a la redacción. Esto ratificaría mi opinión sobre un cierto grado de naturalización del consumo de cannabis. Quizá desde un lado banal, también comprendí por qué los que realizan el auto-cultivo las llaman “mis chicas/nenas”: es solo la planta femenina la que genera productos psicoactivos. Por ello, la ley uruguaya de despenalización del cannabis, aclara en su artículo 5º-B que “se entiende por cannabis psicoactivo a las sumidades floridas con o sin fruto de la planta hembra del cannabis…”. Es probable que en el estado actual de las cosas en la Argentina este tipo de publicaciones se encuentre en los límites de ser una apología del delito.
Si bien puede haber una percepción equivocada de que la ley Nº 19.172 decretada por el Poder Legislativo de la República Oriental del Uruguay tiene como finalidad el expandir las libertades individuales y/o colectivas, su objetivo explicitado es la mejora de la salud de la comunidad. Es así que en su artículo 1º dice: “Decláranse de interés público las acciones tendientes a proteger, promover y mejorar la salud pública mediante una política orientada a minimizar los riesgos y a reducir los daños del uso del cannabis, que promueva la debida información, educación y prevención sobre las consecuencias y efectos perjudiciales vinculados a dicho consumo, así como el tratamiento, rehabilitación y reinserción social de los usuarios problemáticos de drogas”. Tengamos en claro que cualquiera de los paradigmas en discusión genera víctimas –muertos, discapacitados, afectados, dañados, etc. Se trata aquí de un «control de daños» y de discutir los aspectos vinculados a cada modelo de tratamiento del problema de las drogas. (Continuará…)
Alejandro Fidias Fabri

[1]Exceptuando los pocos casos de un supervisado uso medicinal.
Anuncios

5 pensamientos en “¿Es apropiada la despenalización del Cannabis? (Parte III).

  1. Pingback: Una reflexión sobre el Cannabis (Parte I). | Otium studiorum - alejandro fidias fabri

  2. Pingback: Las drogas ilícitas: un análisis mercantilista. (Parte VI) | Otium studiorum - alejandro fidias fabri

  3. Pingback: ¿Acaso ejercito mi libertad cuando fumo Cannabis? (Parte IV). | Otium studiorum - alejandro fidias fabri

  4. Pingback: Algo más sobre el argumento de las libertades individuales. (Parte V) | Otium studiorum - alejandro fidias fabri

  5. Pingback: Una reflexión sobre el Cannabis (Parte II). | Otium studiorum - alejandro fidias fabri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s