¡O sole mio!

Alegoría de la caverna

Alegoría de la caverna

La música es una de las artes que ha estado inscripta en mi familia de origen. Recuerdo que en mi adolescencia mis padres contrataron a una profesora de piano para educarnos en este arte a algunos de sus hijos. Si bien yo estaba muy entusiasmado, reconozco que era un poco lerdo.   Aun así, luego de unas diez clases ya tocaba el Vals del minutode manera muy tosca y rudimentaria. Un buen día, la profesora, una mujer muy cálida y amorosa, salió de nuestra casa y a la media cuadra cayó fulminada por un infarto. Diez años después, ya sin la posibilidad de un piano, me decidí a aprender a tocar la guitarra. Fui a la (antigua) Casa Núñez con un amigo que me ayudó a elegir el instrumento, contraté a un profesor, y nos concentramos en la Zamba de mi esperanza. Cuando ya estaba casi sacándola, desgraciadamente, también falleció. Mi esperanza se fue al tacho junto con la zamba (y el profesor). Decidí archivar la guitarra y la música. Solo quedaría disfrutándola como oyente.

En el camino de aprendizaje que es la vida, vamos sufriendo ciertas transformaciones personales o espirituales. Estas suelen ocurrir luego de alguna crisis de la cual se emerge a través de una cierta conversión. Esta conversión será un crecimiento en algún aspecto de uno, la muerte de una forma de ser y el nacimiento de otra. La alegoría de la caverna de Platón es una muy ilustrativa metáfora de este proceso: exhibe el itinerario de un personaje que es liberado de las cadenas del mundo de las apariencias y asciende por los oscuros túneles de la caverna subterránea hasta emerger a la superficie exterior, enfrentarse con la luz del Sol, conocer la región de la Verdad, y descubrir lo Bello, lo Bueno y lo Justo. La filósofa Simone Weil aportó una delicada observación de las dificultades que atraviesa el personaje en dicho proceso: éste asciende angustiado y casi a ciegas –como nos ocurre muchas veces en la vida- y, aun en el instante en que está a un paso de la salida, su sufrimiento será igualmente intenso pues tiene un desconocimiento total de la belleza que disfrutará al asomar la cabeza.
Sabemos por propia experiencia que la música puede expresar todos los matices de las pasiones y las emociones de nuestros corazones: la alegría, la melancolía, el amor, el espanto, la esperanza, etc. Podemos coincidir con Schopenhauer que por ello es la más poderosa de las artes y la más universal de las lenguas: logra captar y aprehender situaciones que no se pueden transmitir de otra manera. Tal es así que Platón recomienda el aprendizaje de la música como uno de los pasos necesarios en el proceso de emerger de la Caverna.
Retornando a mis clases de guitarra, mi espíritu me pide ahora, en esta etapa, un nuevo intento. Ya la llevé a poner en condiciones pues los años de inactividad y calefacción hogareña influyeron en la rotura de dos de sus clavijas. Esta vez, por un miedo estadístico, he comenzado el aprendizaje con la ayuda de YouTube y un video tutorial de enseñanza de guitarra. Veremos que me depara el destino. Como una alegoría de la luz que siempre aparece en nuestros caminos luego de etapas de oscuridad e incertidumbre, les dejo la versión de O Sole Mio de Bryan Adams y Pavarotti para que se emocionen y la disfruten.
Alejandro Fidias Fabri
Anuncios

4 pensamientos en “¡O sole mio!

  1. Susana, te deseo éxitos en tu emprendimiento musical. La verdad, no creo que se trate de un tema de edad (es la tercera vez en mi vida que me intereso por tocar un instrumento) y tampoco creo que sea un síndrome sino que es más bien un síntoma de una muy buena salud psíquica, vinculado a una necesidad de conectarse más con las propias emociones en una época en que el mismo ritmo de la vida lo dificulta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s