No balas de tinta, pero tinta con ética.

Titular de O Globo apoyando el golpe
Aprovechando el lanzamiento de la publicación Memória: la historia del periódico O Globo desde su fundación, el grupo multimedia brasilero O Globo reconoció a través de un artículo editorial que su apoyo al golpe militar de 1964 fue un error (Apoio editorial ao golpe de 64 foi um erro”). Dicho texto está contenido en la sección denominada “Errores y falsas acusaciones” -cometidos o llevados a cabo por el periódico-, y es uno de los 5 casos de su historia sobre los que realiza una autocrítica. Digamos que estamos más frente a una decisión ética empresarial que a una fe de erratas ideológicas. Digamos también que se trata de una acción ejemplar y poco común en el mundo del periodismo, cuya mercadería es la noticia y, si es fiel reflejo del estado de las cosas, mejor.
Es sabido que la justificación central del golpe militar en cuestión fue, paradójicamente, el pretender salvar a la democracia (la Revolución “era vista por el periódico como la única alternativa para mantener a Brasil en una democracia”) en el contexto en que “los militares prometían una intervención pasajera, quirúrgica”.  Es también sabido que dicha intervención duró 21 años. Es en base a este punto en donde el texto del artículo exhibe la aplicación de una ética filosófica: el artículo no solo emite un juicio sobre la bondad o maldad de una acción (en este caso del pasado, su apoyo al golpe militar), sino que también justifica y da la razón de su actual decisión. Basa el reconocimiento del error en que ahora entienden, a la luz de la Historia, que “la democracia es un valor absoluto” y que cuando ella está en riesgo solo puede ser salvada por sí misma (digamos, dentro de los límites que la Constitución prevé).
Así como las personas vamos forjando nuestra identidad moral mediante las decisiones que vamos tomando a lo largo de nuestras vidas, lo mismo ocurre con las organizaciones. La filósofa española Adela Cortina afirma que en los casos personales las elecciones de vida pueden tener un mayor o menor impacto social, pero, en el caso de las empresas su “responsabilidad social es innegable, no solo porque sus opciones repercuten en la sociedad, sino también porque los fines que persiguen son sociales”. Asimismo, pensemos que la función de informar se puede encontrar entre las de mayor relevancia y repercusión social. Podemos agregar que tanto la libertad como la responsabilidad son elementos centrales del mundo ético: el ser librespara actuar en un sentido u otro y, el ser responsablesen cuanto a responder por la elección realizada.
Además, como siempre, existe el ineludible componente del tiempo: se supone que nuestros dilemas éticos están vinculados a situaciones presentes, con una implicancia futura. Consideremos que presente y futuro son los únicos períodos sobre los cuales podemos actuar. El pasado ya fue, no lo podemos cambiar. Aun así, el filósofo francés Vladimir Jankélévitch pensó las actitudes morales referidas al pasado. Afirma que el único tiempo “que es” es el presente, el tiempo en que se nos plantea un dilema y llevamos a cabo una acción moral. Ni el pasado ni el futuro “son” pero estas dos formas de no ser no dejan de ser profundamente asimétricas. El no ser del pasado es irreparable, el no ser del futuro llegará a ser y, es el horizonte sobre el cual le encontramos sentido a nuestras acciones éticas presentes. De entre las diversas actitudes que podemos tener frente al pasado del que somos autores, destacamos dos: la complacencia –el sentir satisfacción al observarlo- y, el arrepentimiento –que implica el cambio de parecer o de idea respecto de una acción nuestra del pasado y, el actuar en consecuencia. El arrepentimiento presente de una acción pasada se proyecta sobre el futuro, crea una suerte de compromiso para con la transformación. Añade Jankélévitch que “el arrepentimiento es un sentimiento humano y moral que permite la construcción de una vida nueva”. El arrepentimiento nos da esperanza.
Alejandro Fidias Fabri
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s