Soñé un sueño: ArteBA 2013.

I dreamed a dream. Poco antes de despertar, soñé un sueño. Es ya sabido que éstos suelen ser

La bañista y la damisella, 2013.

premonitorios. En el sueño que soñé, estaba recorriendo el jueves por la tarde la feria de arte contemporánea ArteBA2013 (que tendrá lugar entre el 24 y 27 de mayo). Luego de caminar una hora, mis emociones sensibles estaban llevadas al paroxismo por el poder narcotizante de los estilos y la multiplicidad exhibidos. Hojear de tanto en tanto el catálogo de la muestra me daba ubicuidad y tranquilidad. De pronto me detuvo el fuerte sonido de una música pulsional (al estilo “DUNG…dung…DUNG…dung…”) que provocó que mis latidos se alinearan con ésta. Me dirigí a la fuente del sonido, ingresé al stand de la Galería Foster Catena y, sorpresivamente me vi enfrentado a tres obras del artista plástico Dino Bruzzone. Ese mix de experiencia auditiva (el DUNG…dung) y experiencia visual, generaron en mí una suerte de sorpresa sensible y filosófica. Particularmente me centré en la obra titulada “La bañista y la damisella”. Pensé en cómo resolver el choque experiencial entre el sonido y las imágenes.
El camino conceptual nos lleva a analizar las instancias por las que pasamos los observadores en la confrontación con este tipo de obra que se corresponde con lo que el teórico del arte Arthur Danto llamó «arte posthistórico»: primero, la experiencia sensible (auditiva y visual) deja estupefacto; segundo, la estupefacción genera expectativa; tercero, la expectativa en tensión se transforma en nada; cuarto, la nada se resuelve al conceptualizar la obra. Hay un desarrollo emocional desde que se genera una expectativa hasta que ésta es disuelta y conceptualizada. Conceptualizarla genera tranquilidad. La obra de Bruzzone “La bañista y la damisella” presenta muchas características para analizar: por un lado, el título hace sospechar de una hipertextualidad que vincula a esta obra con la categoría «bañista» de los artistas modernos de finales del S. XIX y con la famosa obra cubista de Picasso “Les damoiselles D’Avignon”; por otro lado, la obra en sí tiene una composición similar a ésta de Picasso; por último, existe la apropiación de imágenes popconocidas y establecidas (de comicsrománticos) que son resignificadas por el artista.

Ingresemos a la obra y hagamos una posible lectura. Se trata de tres mujeres desnudas, bien formadas, en posiciones marcadamente eróticas. Cada uno de estos  cuerpos presenta una máscara realizada con el recorte de las caras de las mujeres de los comics en una escala algo acrecentada. No es audaz pensar que hay aquí una doble lectura de lo que es una mujer: la máscara representa al modelo de mujer que la sociedad exige, es la mujer objeto de un mundo androcéntrico en el cual ha sido el hombre el que la ha representado, es lo que la mujer «debe ser»; los cuerpos desnudos representan a la mujer como sujeto de deseos, la mujer que tiene sus propias pulsiones eróticas, que tiene la intención de darles curso, es la mujer «que es». Ya podemos sospechar aquí el nexo entre la música pulsional y las pulsiones eróticas de la mujer. Erosomnipresente. Dino Bruzzone estaría exhibiendo el desencuentro entre el «ser» de la mujer y el «deber ser» que le es exigido por la cultura. La integración  por la que tanto ha luchado la mujer y que para el hombre suele aún resultar indescifrable. Aquí estaría la tensión de la obra.
Bueno, el espacio hace imposible continuar con el análisis de esta multifacética obra y, además, es bueno dejar lugar a todas las posibles interpretaciones que puedan tener aquellos que se confronten con ella.
I dreamed a dream.
Alejandro Fidias Fabri
Anuncios

2 pensamientos en “Soñé un sueño: ArteBA 2013.

  1. Muchas gracias, Susana, por compartir tu visión! Toda lectura es válida y allí radica una característica del arte contemporáneo. Mi interpretación señala al cuerpo femenino de la obra como una metáfora de las pulsiones eróticas y no como una prisión de torturas. Aún así debiéramos tener presente que el camino emancipatorio es dialéctico y que vivimos en un mundo donde aún hoy día millones de mujeres son víctimas de la mutilación genital femenina. No creo que en casos semejantes una sonrisa pueda ocultar semejante grado de violencia ejercido para con el «ser» de la mujer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s