El neoliberalismo y el Estado de la Ciudad del Vaticano

“Cuando las barbas de tu vecino veas recortar, pon las tuyas a remojar”. Esta fue la frase que salió de la boca de Benedicto XVI cuando, como jefe de Estado del único Estado teocéntrico existente en Occidente, en la reunión del Consejo de Cardenales le informaron que su Estado cerró el ejercicio de 2009 con un déficit de 7,8 millones de Euros. En esa misma reunión, teniendo presente los recortes que el FMI estaba promoviendo en Grecia, intimó a sus colaboradores a tomar urgentes medidas para evitar el tener que despedir personal , reducir la Guardia Suiza y, achicar la estructura burocrática. Llegar a la instancia de que el FMI tuviera decisión sobre la política del Estado de la Ciudad del Vaticano sería permitir que el neoliberalismo arribara en su faz más destructora al corazón mismo de la Iglesia. Hacía falta evitarlo y, para ello, era necesario una cierta creatividad pues la solución sería terrenal y no trascendental.
Caminando preocupado por las instalaciones del Vaticano, se dirigió a la  histórica biblioteca. Allí recurrió al ejemplar de Il Principe de Maquiavelo, autografiado por su autor en 1515 para su antecesor, el papa León X, el papa Médici. Primeramente releyó la descripción que Maquiavelo hacía sobre los Príncipes eclesiásticos, los papas. No encontrando allí ninguna propuesta, se dirigió al Capítulo XVIII para releer una frase que en el pasado le había resultado inspiradora: “Trate, pues, un príncipe de vencer y mantener el Estado; y los medios serán siempre juzgados honorables y por todos alabados, porque el vulgo se deja llevar por aquello que parece y por el resultado de la cosa…”.
Durante su paseo vespertino por los jardines, teniendo presente esta frase, se recordó que tenía previsto hacer una visita al Reino Unido en el mes de Setiembre. También le vino a la mente un libro del filósofo  francés Guy Debord publicado en 1967, La sociedad del espectáculo. Allí dice Debord que “el espectáculo es la producción principal de la sociedad actual”, que “el espectáculo es la reconstrucción material de la ilusión religiosa” y, que el espectáculo se ha convertido en la mercancía de modo absoluto. Advirtió la enseñanza de Debord: en la etapa germinal del capitalismo (aquella descripta por Marx), el proletario era retribuído por su trabajo con el mínimo indispensable para alimentarse y así poder mantenerse como “fuerza de trabajo”. Eso ya no es más así: el obrero ha tenido a lo largo de los años varias conquistas sociales y, cuando no está desocupado, su ingreso excede su necesidad alimenticia. El capitalismo, en su reconocido ingenio, ha encontrado la forma de extraerle ese excedente: convertirlo en consumidor y ofrecerle  humanitarios espectáculos para apropiárselo y , que de esa forma se vea obligado a nunca cesar en su obligación de trabajar. Ergo, este pensamiento le proporcionaba la solución a Benedicto: hay que convertir a los fieles en consumidores.

Llamó entonces a Consejo de Cardenales, y luego de un breve debate, se le comunicó al encargado de espectáculos del Vaticano que reorganizara con estos conceptos su visita al Reino Unido. Leemos así, en un periódico de la fecha, que se realizará un evento en Glasgow, donde será recibido por la Reina Isabel II, oficiará una misa y luego actuará la reconocida cantante del programa de TV Britain’s got talent, Susan Boyle. Los fieles, convertidos ahora en consumidores, deberán pagar la módica suma de 20 libras esterlinas para ingresar a dicho evento. Se preve una presencia multitudinaria. Así, no llegará a la instancia que el FMI tenga ingerencia en la política económica del Vaticano.

Alejandro Fidias Fabri

Nota: tanto el evento en Glasgow, como el deficit del Estado de la Ciudad del Vaticano y el pago de las 20 libras son reales -según lo informado por La Nacion-. El resto de los acontecimientos son ficcionales y verosímiles, pero bien podrían ser reales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s