Escrito para la presentación de la muestra de Cris Schiavone, «Palimpsestos urbanos»

Gallery Nights-Palermo Viejo
Libros del Pasaje- Miércoles 9 de Junio a las 19 hrs.
Thames 1762 – Palermo Viejo

Acerca de la nueva serie de Cris Schiavone

 
Sabemos que en la Grecia clásica palimpsestos era un texto de pergamino raspado para escribir de nuevo sobre él. Esta palabra llegó al español como palimpsesto. ¿Por qué la usa Schiavone en el título de su serie? Todos aquellos que conocemos a la artista, sabemos que en su andar por la vida, tanto con su arte como con sus actos cotidianos, va constantemente transformando la realidad. En esta serie está plasmada y se revela esta actitud: un día encontró unas telas pintadas por otro y descartadas, las rescató, las llevó a su taller y, a la manera de un febril demiurgo, las raspó, las despuntó, las lijó, las espatuló y las pintó de blanco. Pero Schiavone eligió no tapar la historia de las telas: sobre la pintura blanca, rayó, despintó y dejó rendijas, ya sea para que cada uno de los observadores, en su propia capacidad, pudiera sospechar el pasado o decididamente ingresar y viajar por éste para luego retornar al presente etéreo que nos propone con las figuras femeninas en diversas situaciones dibujadas en carbonilla.
Donde cualquier caminante podría haber visto solo unas telas pintadas descartadas, ella vió “historias urbanas” que podían ser devueltas al mundo como palimspestos que dejaran entrever lo pasado, pero armonizaran el presente y el futuro de los otros con proyectos esenciantes. A su vez, la obra de Schiavone es una particular representación de la visión de Hegel del carácter simbólico del arte: no solo es lo que vemos, tiene un contenido por detrás. Y, en este caso, es doble por el hecho de ser un palimpsesto, ya que esto significa en cierta forma una representación del tiempo. Casi como un aspecto lúdico y filosófico, a sabiendas que mientras que para Hegel el espacio era tiempo y, para Bergson, el tiempo era espacio, Schiavone hace del tiempo, en su tratamiento artístico y simbólico, un espacio y, del espacio, un tiempo. De esta manera, con sus «palimpsestos urbanos», nos propone una nueva mirada para nuestros caminos cotidianos.
Alejandro Fidias Fabri
Junio de 2010
Blog de “Libros del pasaje”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s