¿Exportaremos el cacerolazo a los países europeos?

Los filósofos que han pensado la política a lo largo de la historia han fundado sus sistemas en algún tipo de concepción antropológica (e.g. el hombre es insociable, sociable, bueno, malo, etc.). Así vemos que Aristóteles define al hombre en su Politeia como zoon politikon, como animal sociable. San Agustín, en su Ciudad de Dios, se refiere a la dimensión post-adánica del hombre con la introducción del pecado, que se corresponde con un estado de insociablidad real o potencial de los humanos entre sí. Rousseau, en su Discurso sobre los orígenes de la desigualdad, se refiere al hombre en estado de naturaleza, pre-social, como el “buen salvaje” que se corrompe al ingresar en la sociedad. Hobbes, en su Leviathan, se refiere al hombre en estado precontractual como una animal deseante, “el hombre es lobo del hombre”, homo homini lupus. Luego, será en base a cada una de las concepciones antropológicas que diseñarán sus propuestas de teoría política.
Actualmente, los filósofos políticos Ernesto Laclau y Chantal Mouffe vienen teorizando que los países del primer mundo (USA y países de la Unión Europea) están  atravesando desde la caída del muro de Berlín, juntamente con el capitalismo tardío, una llamada «pospolítica» o «posdemocracia consumista». Vale aclarar que en su visión, latinoamérica está recuperando la capacidad política. Bien. Ellos llaman pospolítica al mundo que quedó después del comunismo, que se globalizó, universalizó los valores de la democracia liberal y que, previo a la crisis financiera, iba dirigido hacia un futuro de paz, de prosperidad y de consenso. Este mundo, que dejó de ser bipolar comenzó a dedicarse a propender la diversidad. Chantal Mouffe, en su libro En torno a lo político, critica particularmente este enfoque de democracia consensual, que es finalmente un enfoque de pensamiento único. En realidad es un simulacro de democracia porque pierde lo esencial de la política que es el antagonismo. Para Mouffe esta es una visión antipolítica que está fundada en una antropología optimista que tiene una “visión idealizada de la sociabilidad humana, como impulsada esencialmente por la empatía y la reciprocidad”. Este modelo que sigue el dogma iluminista de la Razón, da por sentado un consenso de seres que dejan de lado su humanidad, seres que operan solo racionalmente, seres sin pasiones. Paradójicamente, sociedades hiperanalizadas minimizan las lecturas psicoanalíticas de la política: ya Freud, en el Malestar en la cultura consideró que “el ser humano no es un ser manso, amable, a lo sumo capaz de defenderse si lo atacan, sino que es lícito atribuir a su dotación pulsional una buena cuota de agresividad”.
Por otra parte, hemos vivido la década de los ’90 y principios del siglo XXI bajo la implantación de la globalización y del neoliberalismo. Esta situación, en su acomodamiento ha producido polos de riqueza con islas de pobreza y polos de pobreza con islas de riqueza. Una suerte de Ying-Yang perverso. Una nueva modalidad de bipolarización. Esta situación de pensamiento único ha llevado a que se esfume la diferencia entre partidos de izquierda y de derecha, pues todos han seguido el mismo camino del liberalismo. De allí su nueva denominación: «centroderecha» y «centroizquierda». En realidad «centro» es igual a «pensamiento único».
Vemos así, como caso que debiera ser paradójico pero que no lo es, que Grecia, bajo un gobierno socialista, debe realizar un ajuste económico de estilo neoliberal dejando cientos de miles de personas sin trabajo. Es un claro ejemplo de la postpolítica que Mouffe critica: no hay antagonismos partidarios, todos son «centro», pero tampoco hay política. Las víctimas: las sociedades.
No se si estamos frente a un cambio de paradigmas, pero al menos debiéramos estar frente a lo que Heidegger denominaría la necesidad de pensar el objeto a pensar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s